Un reciente estudio de Gallup, realizado a 7.500 personas, encontró que el 23% a menudo se sienten quemados en el trabajo, mientras que el 44% se sienten agotados algunas veces.

El tratamiento injusto en el trabajo, los plazos irrazonables, la carga de trabajo inmanejable, la falta de apoyo de los gerentes y el estrés adicional de tener que responder a correos electrónicos durante las horas libres son los principales impulsores del agotamiento en el trabajo.

Los líderes son especialmente vulnerables al burnout. Una posición de liderazgo que requiere responsabilidad, toma de decisiones, gestionar múltiples funciones y dirigir personas, es potencialmente estresante. Con el tiempo el estrés, si la debida atención, puede derivar en agotamiento y burnout.

 

¿Cuáles son los síntomas de burnout?

Uno de los principales problemas del burnout es que, en ocasiones, la persona que lo sufre no se da cuenta hasta que lleva mucho tiempo en esa situación.

Estos son algunos de los síntomas, que te ayudarán a identificarlo a tiempo:

 

1. Tu motivación se ha desvanecido

La pasión que te impulsó a llegar donde estás se ha ido. Tu motivación se ha desvanecido. No encuentras razón, ni placer en lo que haces. Aunque este es uno de los síntomas más importantes, es, también, uno de los más difíciles de detectar. Cuando estás dentro de esa situación no te das cuenta de ello. Simplemente te cuesta ir a trabajar y haces lo que tienes que hacer sin entusiasmo.

 

2. Tu emoción principal es el “aburrimiento”

Ya nada te divierte, ni en el trabajo, ni en la vida personal. Pocas cosas son las que te hacen sonreír. Nada te parece divertido y, en el peor de los casos, las personas que disfrutan de la vida, te parecen falsas y las detestas.

 

3. Las personas a tu alrededor te agotan

Tratar con personas te resulta cada día más difícil. Es agotador y, en ocasiones, no las toleras. Quizás, incluso, te hayas sorprendido a ti mismo tratando a alguien de tu equipo con poco respeto.

 

4. Las pequeñas cosas te afectan desproporcionadamente

Cuando empiezas a perder la calma por cosas pequeñas, es una señal de que algo más profundo está mal.

 

5. Tu productividad está cayendo

Puede que trabajes largas horas, más que nunca, sin embargo, no eres productivo, tardas en hacer lo que tienes que hacer mucho más tiempo. Esto tiene mucho que ver con la desgana y falta de motivación.

 

6. Te cuesta conciliar y mantener el sueño

Duermes menos horas de lo acostumbrado. Puede que te cueste conciliar el sueño o que te despiertes durante la noche. Además, en algunas ocasiones el descanso no es reparador y te levantas como si no hubieses dormido.

 

7. No tienes tiempo libre

Trabajas muchas horas, a veces, incluso los fines de semana, otras, aunque te tomes el día, atiendes mensajes de trabajo y no disfrutas de tus horas libres. Pasar tiempo con tus amigos o familia te resulta complicado.

 

¿Cómo superar el burnout?

 

1. Tomate el tiempo libre que te mereces

Comienza por tomarte el tiempo libre que te mereces. Dormir al menos 7 horas al día y tomarse mínimo un día libre a la semana, no es un lujo es una necesidad. Un líder que fracasa en tomarse tiempo libre fracasará en su labor como líder.

 

2. Revisa tu misión y visión

El burnout suele estar causado por algo más profundo que el simple cansancio en el trabajo. El agotamiento se debe a la acumulación de horas trabajadas, pero también a la sensación de aburrimiento y falta de motivación, que hace que cumplir con los objetivos cueste cada vez más.

Es necesario que revises tu misión y visión. Con el paso del tiempo esta puede haber cambiado o simplemente ser la misma, pero necesitas recordarte a ti mismo cuál es.

 

3. Haz ajustes en tu vida profesional y personal

Necesitas tomar medidas para salir del burnout. Para ello has de hacer ajustes en tu vida. En algunas ocasiones, al hacernos conscientes de la situación, analizándola, podemos descubrir que estamos donde queremos estar, simplemente no estábamos valorando nuestra vida en su justa medida.

Pero en la mayoría de los casos necesitaremos reajustar y balancear mejor entre la vida personal y profesional.

En otros, replantearse misión y visión hará cambiar los objetivos profesionales, de negocio o incluso de vida. Es el momento de ponerte a trabajar por estos nuevos objetivos. Con esto recuperarás la motivación que habías perdido.

 

¿Quién te puede ayudar a superar el burnout?

Superar el burnout no siempre es sencillo. Normalmente cuanto más tiempo hayas estado sumido en esa situación sin darte cuenta o sin ponerle remedio, más difícil será salir de ella.

Contar con la ayuda de un profesional que te ayude a redescubrir lo que es importante en tu vida profesional, será un gran apoyo para superar el burnout en un corto periodo de tiempo con éxito. La figura del coach ejecutivo te podrá ayudar en esa misión.

Si necesitas apoyo para superar el burnout, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Aquí mismo puedes agendar una primera consulta exploratoria gratuita.

 

 

Compartir
x
DESCARGA MI EBOOK COACHING EJECUTIVO PARA LÍDERES