La labor de Imanol Ibarrondo en la selección de fútbol mexicana ha generado mucha intriga. La figura del coach mental es todavía algo relativamente nuevo y desconocido. Aunque hace años que existe, tanto en el mundo del deporte como en la empresa.

El trabajo que Imanol está realizando con el equipo de México tiene muchas similitudes con el trabajo que un coach ejecutivo hace en un entorno corporativo. Coaching deportivo y coaching ejecutivo se basan en los mismos principios.

¿Qué hace el Coach Mental de la Selección Mexicana y qué hace un coach ejecutivo?

Restaura la confianza de equipo

En una entrevista que concedió a ESPN FC, Ibarrondo dice “Mi trabajo ha tenido diferentes fases. En la fase inicial en la que no nos conocíamos era un trabajo colectivo, para conocer al grupo”.

Su primera tarea fue reestablecer la confianza de un equipo que había sufrido varias derrotas importantes. “Poco a poco me gané la confianza de los jugadores, generando un vínculo de confianza que me permitió trabajar más individualmente”, dice el Coach Mental de la Selección de México.

Una cultura de confianza dentro de un equipo es fundamental para su buen funcionamiento. Si falta la confianza, falla la base para que trabajen con éxito. Patrick Lencioni identifica la falta de confianza como una de Las cinco disfunciones de un equipo de trabajo (Descarga el resumen del libro con plan de acción)

Al igual que Ibarrondo hizo con la selección de fútbol, la primera labor de un coach ejecutivo es acompañar al equipo de trabajo a reestablecer su confianza. Si el coach trabaja de forma individual con un ejecutivo, ayudará a este a recuperar la confianza en sí mismo y en su proyecto.

Despierta sueños y ambiciones

Aunque México no es un gran favorito para conseguir la Copa del Mundo, Ibarrondo dice que estaría preocupado si el equipo no creyera que fuera posible. “Me imagino que el equipo nacional iraní soñará con ganar”, enfatizó el Coach Mental de la Selección Mexicana. “No me puedo imaginar a un joven en cualquier lugar que no sueñe con ganar y es justo, es legítimo, diría que es necesario, es esencial”.

Sin sueños no puede haber resultados, si no creemos en hacer posible lo imposible, nos quedaremos estancados donde estamos.

Un coach ejecutivo, ayuda a despertar sueños y ambiciones, a nivel personal, profesional y de negocio. Sin aspiraciones, nada sería posible. Emprendedores cuando inician un nuevo negocio están ilusionados con su idea, con su sueño. Con el tiempo, la ilusión puede desaparecer. Si los resultados obtenidos no son buenos, se puede transformar en desilusión. El coach ejecutivo ayuda a recuperar la ilusión necesaria para pasar a la acción.

Se enfoca en obtener resultados extraordinarios

“Este equipo es muy maduro. Estamos muy enfocados en convertirnos en un equipo que merece obtener resultados extraordinarios” afirma Ibarrondo. “Nos esforzamos por trabajar realmente para convertirnos en la mejor versión posible de nosotros mismos y ser capaz de agregar algo al equipo “.

Si trabajar con objetivos claros y definidos es fundamental en el mundo del deporte, en el mundo de la empresa lo es todavía más.

El coach ejecutivo acompaña al líder y/o al equipo a definir los objetivos y a centrarse en ellos.

La labor del Coach Mental de la Selección Mexicana, al igual que el trabajo que un coach ejecutivo pueda hacer en una empresa, proporciona el impulso que se necesita para llegar más allá. Y, quizás, para hacer posible lo imposible.

Conoce más sobre cómo el coaching te puede ayudar a conseguir resultados todavía mejores, descarga gratis mi ebook Coaching ejecutivo para líderes.

Compartir
x
DESCARGA MI EBOOK COACHING EJECUTIVO PARA LÍDERES