Tenemos que admitir que trabajar en equipo no siempre es fácil. Trabajar de forma coordinada con un grupo de personas hacia un objetivo común, es sencillo en la teoría, pero bastante más complicado en la práctica. Muchos factores influyen en que el equipo funcione al más alto rendimiento. La comunicación y tener una misión clara, son algunos de los elementos fundamentales para que un equipo funcione bien, de los que se habla mucho. Pero hay otros tan importantes y necesarios como esos sobre los que se oye hablar poco. Uno de ellos es la confianza.

La confianza mutua entre los miembros de en equipo es fundamental y, sin embargo, una cualidad olvidada en las organizaciones. Esto se debe a que la cultura empresarial fomenta la competitividad y la invulnerabilidad, dos características incompatibles con la confianza.

¿Qué es la confianza dentro de un equipo de trabajo?

Confianza significa muchas cosas. Significa sentir que estamos en un ambiente seguro. Significa tener la certeza de que algo sucederá (o no sucederá). Significa que tenemos seguridad para emprender acciones. Significa tener la convicción de que otras personas actuarán de buena fe y según lo esperado.

La confianza tiene mucho que ver con la seguridad. Si no sentimos que estamos en un ambiente seguro, no podremos confiar. En un equipo donde existe confianza, los miembros se sienten seguros para actuar y colaborar.

¿Por qué es importante la confianza dentro de un equipo de trabajo?

Cuando existe falta de confianza en un equipo se tratan de ocultar las debilidades y errores. Los miembros no se piden ayuda entre ellos, ni la ofrecen. Se generan rencores y estrategias políticas de fondo, actuando con una agenda oculta. No se da un buen ambiente de trabajo, donde uno se pueda sentir seguro para mostrar iniciativa y aportar lo mejor de uno mismo. Y por supuesto, esta no es una situación en la que se pueda trabajar de forma colaborativa. Cuando lo que existe es desconfianza, nos volvemos paranoicos y hacemos cosas para protegernos a nosotros mismos, poniendo en peligro a la empresa.

Sin confianza se pierden, así, muchas oportunidades de ser excelentes, de obtener resultados que podrían ser todavía mejores.

En el libro, Las cinco disfunciones de un equipo, Patrick Lencioni, advierte que la confianza es la base del buen funcionamiento de un equipo. Si esta disfunción no se resuelve, el resto no podrán ser resueltas. (Puedes descargar el resumen de este libro aquí)

La confianza fomenta la colaboración y la innovación. Un equipo de alto rendimiento necesita de estas cualidades. Cuando unos confían en los otros, es posible que todos trabajen a una, aportando lo mejor de sí mismos y compartiendo opiniones, consejos y mejoras. Se genera un ambiente donde no se ocultan los errores y debilidades, al contrario, estos se ponen sobre la mesa para ser atendidas y contrarrestarlas.

Dimensiones de la confianza dentro de un equipo

Existen varias dimensiones dentro de la confianza de un equipo:

Confianza en las habilidades

Los miembros del equipo creen en las capacidades y habilidades que tienen. Esto contribuye a que utilicen sus conocimientos y aprovechen su potencial y el de los demás, buscando aportaciones de los otros, participando en la toma de decisiones y aprendiendo nuevas habilidades. Esta dimensión permite la innovación.

Confianza en la comunicación

Fomenta la colaboración y hace que los miembros del equipo puedan hablar de forma directa y segura, no solo para proporcionar información, sino también para resolver dudas y preocupaciones, y ofrecer comentarios en un espíritu de aprendizaje y crecimiento más profundos.

Cuando esto sucede los equipos se comunican de forma abierta, transparente y honestamente. Los miembros se sienten seguros admitiendo los errores. Esto crea un ambiente de colaboración que los equipos necesitan para prosperar.

Confianza en la persona

Cada miembro del equipo tiene fe en que los demás se comportarán como se espera. Se preocupan sinceramente unos por otros, como personas, y tienen presentes los intereses de los demás, no únicamente los propios. Esta es la dimensión fundamental de la confiabilidad que los equipos necesitan para ser efectivos.

Los miembros del equipo crean este nivel cuando hacen lo que dicen que harán, generando una visión de mutua confianza.

¿Cómo generar un clima de confianza dentro del equipo?

Simon Sinek, autor entre otros de Los líderes comen al final (Por qué algunos equipos funcionan bien y otros no), dice que no se puede enseñar a la gente a confiar. La confianza es un sentimiento que evoluciona y requiere de una serie de acciones, que prueben que se puede confiar.

Por lo tanto, la confianza no es algo que se pueda conseguir de la noche a la mañana. Es algo que necesita ser construido con las acciones de cada día. Tampoco es algo que una vez alcanzado se mantenga sin más, se puede perder la confianza si suceden hechos que provoquen la desconfianza.

La generación de una cultura de confianza dentro del equipo debe de comenzar desde los líderes. El líder debe actuar con integridad, siendo consistente entre su discurso y sus acciones. La comunicación es un elemento importante, deberá ser clara y transparente. En un ambiente donde los rumores proliferan, no se podrá generar confianza. El líder debe ser el primero en confiar, en mostrar su vulnerabilidad, asumir sus errores y debilidades.

Herramientas para construir la confianza del equipo

Aunque construir la confianza del equipo es algo que requiere de acciones consistentes a lo largo del tiempo, existen algunas herramientas que pueden ayudar a acelerar el proceso.

Actividades de team building

El team building son actividades orientadas a la construcción del equipo. Desarrolladas habitualmente durante una jornada completa o en varias sesiones, pueden orientarse a fomentar un aspecto en concreto como la confianza.

Ejercicios simplemente orientados a conocerse mejor unos a otros, ayudarán a ello. Esto se puede hacer desde dentro de la organización, por el mismo líder del equipo. Pero se puede ir más allá, con la ayuda de un profesional y trabajar sobre la vulnerabilidad de los miembros y/o utilizando actividades vivenciales donde experimenten las ventajas que tiene para el equipo, la confianza mutua.

Evaluación 360º

Las evaluaciones de desempeño 360º donde todos y cada uno de los miembros del equipo evalúa y es evaluado, son una buena herramienta que puede favorecer la confianza. Sin embargo, es necesario aplicarla con precaución, porque si no se utiliza adecuadamente puede tener el efecto inverso.

Team Coaching

El team coaching, o coaching de equipos, consiste en la intervención de un profesional externo que acompañará al equipo a progresar y mejorar. Es un proceso global en el que se trabaja específicamente sobre las necesidades que tiene el equipo.

La confianza es una gran olvidada en las organizaciones, pero, ahora, piensa todos los beneficios que aportaría, tanto para tu empresa, como para los trabajadores y miembros de tu equipo, que existiese esa confianza. Merece la pena comenzar a fomentarla hoy mismo. Reserva una consulta gratuita y hablamos sobre ello.

Compartir
x
DESCARGA MI EBOOK COACHING EJECUTIVO PARA LÍDERES