Compartir

Ser un líder no es tarea fácil. Elegir la dirección del equipo entero y procurar que se mantenga el curso, tanto en los días fáciles como en los difíciles, es algo que pocos logran sin verse obligados a hacer enormes sacrificios.El liderazgo requiere coraje.

Muchos líderes dudan y caen en la falta de confianza en sí mismos, lo que los conduce a su vez al fracaso. El líder puede dejar de ser una figura representativa frente al resto de los profesionales que conforman el equipo, destruyendo la moral y descarrilando los esfuerzos.

Estos son algunos consejos prácticos que ejecutivos en posiciones altas pueden usar para fortalecer su imagen y su liderazgo.

Promueve la comunicación

El líder inspirador está siempre comunicándose y tratando de que todos a su alrededor se comuniquen más y mejor. Esta es una de las piezas fundamentales que muchas veces falta: el líder se aísla y prefiere no hablar demasiado con su equipo.

Esto tiene serias consecuencias, pues pone en tela de juicio la capacidad de dirigir y fractura la confianza. Además, hace al equipo analizar a la persona que se plantea liderarlos y si conoce realmente de que va el trabajo en el que están invirtiendo su tiempo y esfuerzos.

Responsabilízate por los éxitos y los fracasos

No hay nada más humilde y propio de un líder que responsabilizarse de los hechos que suceden dentro del mundo de los negocios.

Ya sabemos bastante bien que las cosas pueden salirse de control con facilidad, propiciando rápidamente un abismo de problemas. Aunque suene fatídico, el líder tiene capacidad de resolver, siempre y cuando tenga el apoyo de su equipo.

Asumir la responsabilidad frente a una adversidad es noble e inspira respeto.

Estima tus habilidades y conocimientos

El profesional que es un verdadero líder inspirador, entre sus compañeros, es aquel que da estima a sus propias capacidades de forma humilde y justa.

Cuando se consigue un sano balance, el líder hace constar en su propia forma de actuar y hablar que está seguro de todo lo que sabe. Esto tiene un poderoso efecto en la autoestima y en la manera en la que nos comportamos.

Si estamos tratando de liderar un equipo de profesionales y nos sentimos inferiores e incapaces, estos mismos trabajadores tendrán un gran problema tratando de identificar tu faceta de líder. El líder de verdad es orgulloso y sabe lo que tiene de valor para ofrecer, siempre respetando a todos a su alrededor.

Utiliza un lenguaje corporal adecuado

Imagina a un ejecutivo en posición de líder caminando por ahí encorvado y siendo incapaz de mantener contacto visual o calmar sus manos. ¿Esta imagen te inspira confianza o respeto?

El liderazgo inspirador requiere de mucho autocontrol e inteligencia emocional. Parte importante de esto es el lenguaje corporal que utilicemos frente a nuestro equipo de trabajo. Siempre camina erguido y cuida el movimiento de tus extremidades al hablar.

¿Quieres ser un líder inspirador todavía más exitoso? Descarga gratis mi ebook Coaching ejecutivo para líderes.

Compartir