Muchos ejecutivos que buscan desarrollar su capacidad de liderazgo deciden contratar a un mentor capacitado. Esta es, sin duda alguna, uno de los mejores recursos para lograr el éxito en este terreno.

Sin embargo, hay algo de lo que no se dan cuenta durante esta importante etapa de crecimiento y superación profesional. El liderazgo de calidad, integro y con determinación, requiere las cualidades comunes a las de un mentor. Es decir, convertirnos en líderes, muchas veces nos transforma, sin darnos, cuenta en mentores capacitados. A la vez que desarrollar habilidades de mentoring nos convertirá en mejores líderes.

Perfil de un buen mentor

La idea que tenemos de un mentor es la de alguien muy bien capacitado en materia de negocios y con los pies sobre la tierra. Este profesional es capaz de darnos claridad de pensamiento y ayudarnos a elegir el camino a tomar. La mayoría de las veces proviene del mismo mundo empresarial.

Analicemos detenidamente ¿Cúales son las cualidades de un mentor?

  • Se comunica efectivamente:

Quienes escuchan, sienten el deseo genuino de prestar atención y logran captar la información de forma clara y fácil.

  • Alienta las ambiciones:

Un profesional productivo es aquel que ambiciona y no para hasta conseguir el objetivo. El mentor aviva estos pensamientos y genera retos atractivos.

  • Apuesta por el trabajo en equipo:

El valor de la colaboración y el buen desempeño colectivo está siempre presente en el discurso del mentor, pues esta es la base para lograr grandes metas.

  • Desvela el potencial real:

Todos poseemos gran capacidad como profesionales pero, muchas veces, el potencial se oculta detrás de la inseguridad y la duda. El mentor se encarga que disipar esa inútil niebla y hacernos ver lo que realmente somos capaces de lograr.

  • Es accesible:

Las personas bajo mentoría no siempre eligen el momento en el que necesitan apoyo, a veces una crisis sucede y necesitan de su mentor. Es por eso que los buenos mentores se mantienen siempre accesibles y a la disposición por si se les necesita.

  • Trabaja en soluciones:

El optimismo es una característica clave del mentor de éxito. Sin optimismo, no es posible el desarrollo de soluciones a los mil y un problemas que tendremos en el camino.

  • Respalda su filosofía con acciones:

No hay forma de que respetemos a un mentor que actúa contrario a los valores y la actitud que promulga a quienes le siguen. Es por eso que hay que enseñar y liderar con el ejemplo, con integridad.

Cómo el líder se beneficia de poseer un perfil de mentor

Si prestamos atención a las cualidades descritas arriba, nos daremos cuenta de que el perfil de un buen mentor se parece mucho al de un líder efectivo y de éxito. Sin lugar a dudas, el liderazgo se verá muy influenciado positivamente por estas cualidades y talentos.

Si se dominan las habilidades de un buen mentor, el liderazgo se beneficiará enormemente, alcanzando niveles de éxito todavía mayores. Cuando el líder identifica esto, se da cuenta que para alcanzar un desempeño superior, necesita entrenarse como mentor.

¿Cómo ser un buen mentor? Desarrolla las habilidades mencionadas.
 

Descarga gratis el ebook Coaching ejecutivo para líderes y convierte en un líder todavía más exitoso.

Compartir
×